Cuál es la vestimenta adecuada para los operarios de la industria alimentaria

Resultado de imagen para industria alimentaria

Pensar en la perfección resulta un sinsentido para muchos, ya que al igual que el horizonte cuando uno se acerca, ella se aleja. Sin embargo, esta debe ser una meta todos los días, no solo debe ser planteada desde las respectivas gerencias, sino que debe ser parte crucial y vivencial de cada organización.

Esta introducción viene a cuento de que muchas veces se piensa en metas y objetivos, relativamente ambiciosos, sin atender a los pequeños y esenciales pasos que harán de estos algo factible y de esto la industria alimentaria es un ejemplo perfecto.

De pequeños pasos, como comprender cuál es la vestimenta adecuada para los operarios de la industria alimentaria, hablamos en esta oportunidad camino a ese horizonte desafiante.

Vestimenta adecuada a la operación

Tal y como lo refieren desde Gr-Maq, la vestimenta adecuada para los operarios de la industria alimentaria puede variar de acuerdo a la operación realizada, por ejemplo, algunas requieren de la utilización de guantes y otras no, pero la regla general establece que se utilice:

Gorro o cofia:  ya que algún cabello o incluso caspa puede caer sobre la preparación, contaminándola.

Guardapolvo o chaquetilla: estos deben ser cerrados y no deben poseer botones ni bolsillos. Impiden el contacto entre la ropa de calle del operario y los alimentos.

Pantalón largo: este evita el contacto del alimento con la piel del operario.

Barbijo: utilizado, de manera obvia, para evitar contaminar los alimentos, pero incluso también para evitar la caída de pelos de aquellas personas que poseen barba.

Zapatos o botas: de acuerdo a la función que debe realizar el operario será cual ha de utilizar que, además de brindarle protección ante posibles accidentes, debe prevenir también la contaminación de los alimentos.

Claridad hasta en el color

Como se informa desde la Administrador Nacional de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT): “la indumentaria que utiliza el personal debe ser acorde al proceso de elaboración de que se trate. Debe encontrarse en condiciones higiénicas sanitarias adecuadas, en buen estado y colores claros”, tal como se ha dispuesto en el documento sobre Directrices para auditorías de buenas prácticas de manufactura a establecimientos de alimentos elaborados e industrializados”.

Pensar en estos mínimos detalles permite que la perfección se logre tanto desde un aspecto básico como la indumentaria como hasta la adquisición de la maquinaria, como la que encontramos en https://www.gr-maq.com.ar/raviolera-industrial; en todo momento se ve la planificación y el seguimientos de normas claras.

Siempre Buenas Prácticas

Como es lógico entender, la vestimenta para los operarios de la industria alimentaria no está regida ni por modas ni por el ciclo del emprendimiento, esto está íntimamente emparentado con los vicios que muchas veces se cometen, un poco por desconocimiento y otro tanto por evaluarlos como carente de toda importancia, y que tienen su correspondiente consecuencia.

Un ejemplo concreto de lo antes dicho es que el personal no puede utilizar adornos y/o alhajas, comer chicles o mascar tabaco al momento de manipular materias primas ni alimentos, de acuerdo a las Buenas Prácticas de Manufactura de alimentos. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *