¿Hacer un fular de tela en casa o comprarlo? ¡el ítem más canchero que vas a elegir!

Los vemos cada vez más por todos lados. Mamás que se mueven cómodamente con sus bebés adelante en una mezcla entre fular y portabebés que preserva totalmente la fisiología del pequeño mientras lo calma y acobija. ¿Querés beneficiarte también del porteo y hacerla vos misma? ¿Elegir uno de los modelos del mercado? De las 2 maneras, te decimos como sacarle partido al mei-tai.

Se trata de un tipo de porteo ergonómico que está de moda en las primeras etapas del bebé y combina muy bien la tarea de aliviar a la madre y dar confort al pequeño. En especial el mei-tai que hoy nos ocupa, el preferido de muchas por su liviandad al llevarlo puesto anudado en la cintura. Algo que sucede porque utiliza fibras finas y confortables en su rectángulo, mientras suma tiras acolchonadas que reparten muy bien el peso en la zona lumbar y de hombros.

Como observamos en la web de Koalita, una de las marcas para porteo favoritas de muchas, simula una mochila hacia adelante, pero sin enganches e incluye capucha, ¡algo que adoramos porque además le recubre la cabecita al bebé!

Hecho en casa aguja y algodón liso o con dibujos en mano mirando tutoriales para las más atrevidas, ya que no es difícil, solo hace falta paciencia y seguir los pasos, o comprado a un clic en páginas como la que vimos arriba, portear a tu recién nacido es hoy súper posible y el mei-tai evolutivo es el más aconsejado para toda esta etapa primera y para cuando son más grandecitos y debés trasladarlos también.

Ventajas del mei-tai en el porteo

Desde siempre nuestras abuelas y madres nos han transmitido la importancia de tener cerquita a los hijos. Con el paso del tiempo, el cambio social, las tareas y actividades que impiden el contacto piel a piel con nuestros hijos, hemos relegado bastante esa proximidad.  El este sentido, el mei-tai, ver más, es la vuelta y solución a esa falta de tiempo.

¿Tan así? Sí. Esta tela anudada en nosotras permite tener a los hijos con uno y así consolidar más y mejor el cariño, la seguridad, comunicación y emociones positivas en ambos, mientras nos posibilita movernos con comodidad haciendo el trabajo que tengamos que hacer.

Así, resulta una tela sumamente versátil para propiciar la lactancia natural del pequeño y estimular el contacto físico y su confort, mientras tenés las manos despejadas para manipular y hacer sin reparos, moviéndote en el espacio que quieras, auto, subte, caminando, etc., porque no impide la protección.

También podés portear con opciones: de frente, espalda y cadera. Y sumarle en tu armado bolsillos en la parte de las tiras para guardar accesorios como chupete o celular, o comprarlos así. Un artículo que ya es un ítem de muchas mamás, y ahora puede serlo de vos. Adaptable, cómodo y canchero.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *