La tendencia de las bolsas reciclables con estilo

Desde hace años, una buena parte de la población toma acciones que ponen de manifiesto su compromiso con el cuidado del medioambiente. Por fortuna, este accionar tiene su correlato en algunas disposiciones legales que acompañan con legislaciones que apoyan el desarrollo sustentable.

Algunas de estas legislaciones se refieren a la prohibición del uso de bolsas de plástico de único uso o tipo camiseta, que son de las que más contaminan por permanecer más tiempo en el planeta sin posibilidad degradarse.

Es importante mencionar que este tipo de bolsas también representan un peligro para los animales que las comen sin posibilidad de digerirlas, atacando directamente la biodiversidad.

Para contrarrestar el uso de bolsas de plástico por única vez, las grandes marcas optan por la nueva tendencia de las bolsas reciclables con estilo.

Sustentabilidad y arte

Como lo refieren los expertos de Greenie, las bolsas reciclables son una opción que cada día toma mayores adeptos tanto entre los consumidores como entre las grandes marcas, descubriendo que el cuidado del ambiente puede realizarse a través del uso de otras bolsas reutilizables que pueden tener todo el diseño y el glamour requerido. 

Así, se abren muchas posibilidades a la creación de modelos que representen de manera estética lo que la marca desea comunicar, con materiales reciclados o reciclables que mejoran la huella de carbono que cada uno deja en el planeta. 

El reto de las marcas es el de diseñar bolsas que combinen lo mejor del arte, el diseño y los materiales reciclables. Realizar acciones sustentables es parte del mensaje que la marca comunica.       

¿Es ecológica la bolsa de algodón?

En Inglaterra, la agencia del medioambiente, basada en un estudio que compara por un lado la energía necesaria para fabricarla y lo que cada bolsa demora en desintegrarse o volver a ser parte del ambiente de una manera orgánica, llegó a la conclusión que las bolsas para ser ecológicas deben tener cierta cantidad de usos. 

Así, la conclusión asumía que las bolsas plásticas para ser sustentables deben brindar por lo menos 4 oportunidades de usos, las bolsas de papel deberían poder utilizarse, aunque sea 3 veces, mientras que las bolsas reciclables realizadas en algodón deberían asegurar hasta 131 alternativas de uso para poder considerarlas ecológicas. 

La relación utilizada es cotejar la cantidad de recursos y energía que se utiliza para poder fabricar cada versión y en base a ello reutilizarlas. Lo difícil de esta propuesta indudablemente es reutilizar en 3 ocasiones las bolsas de papel, pero sin duda reutilizar 131 veces la de algodón es todo un reto.  

La huella o la marca

Cada empresa debe considerar en forma clara la postura a tomar con relación al packaging y el material a utilizar en las bolsas de compras, la elección del logo es tan importante como la postura ante la economía sustentable y el cuidado del ambiente. 

Muchos consumidores se deciden por una compra por lo que la marca tiene como política ambiental y postura con la huella que dejamos en el ambiente por nuestro accionar. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *