Reciclá tu ropa y dale una nueva vida

¿Te gusta estar a la moda? ¿Tenés un estilo particular? Si solés gastar bastante en ropa pero no tenés más espacio en tu placard o tu economía personal no se encuentra en el mejor momento, hay algo que podés hacer.

Reciclar tus prendas es una excelente opción para darle una segunda oportunidad a aquellos pantalones o remeras te encantan pero que te has aburrido de llevar. O bien, que has usado tanto que están muy envejecidas.

Así como cuando querés remodelar tu hogar te ponés en contacto con El Pimpollo para comprar todos los materiales, para revivir tu ropa también podés adquirir algunos elementos para que aparenten que son nuevas.

La importancia de reciclar ropa

Además de representar un ahorro para nuestros bolsillos y evitar la acumulación excesiva de prendas corriendo el riesgo de quedarse sin lugar para el guardado, reciclar indumentaria reviste un beneficio ambiental fundamental.

La mayoría de las prendas que usamos no son naturales en tu totalidad, dado que poseen tejidos sintéticos que muchas veces incluyen partículas de metal o plástico.

Por este motivo, el reciclaje ayuda a evitar la producción constante de este tipo de materiales, contribuyendo a disminuir la contaminación ambiental.

Ideas para reciclar tu ropa

Si querés lucir piezas únicas, anotá estos consejos:

  • Teñilas de otros colores

-Agregales detalles nuevos como encajes, bordados, apliques, tachas, piedras adhesivas. En las mercerías se comercializan elementos para cualquier tipo de estilos.

  • Combiná dos prendas uniéndolas por partes o superponiendo una con otra, creando capas de telas.
  • Cortalas. Por ejemplo, podés sacarle las mangas a una campera para hacer un chaleco o cortar las piernas de un jean largo para convertirlo en un short.
  • Modificá las remeras. Una buena idea es cortarlas a la altura del ombligo o bien modificar su cuello, de modo de hacerlas más escotadas o con los hombros caídos.
  • Acortá los pantalones. Si tenés pantalones o calzas largas y querés darles un nuevo aire, haceles un dobladillo o cortalos para que se transformen en piezas a la altura de los tobillos o en bermudas.

Otras formas de reciclaje

Si no tenés ganas o tiempo de hacer modificaciones a la ropa que ya no usás, te damos otras ideas:

  • Intercambiala con familiares o amigos

¿Siempre te gustó el buzo de tu hermana o el saco de tu mejor amiga? Nada mejor que ofrecerle una prenda tuya a cambio.

  • Donala

Si la ropa está en buen estado, una excelente iniciativa es donarla a una ONG, iglesia u organismo público o privado que tenga proyectos solidarios de ayuda a quienes más lo necesitan.

Caso esté bastante vieja, podés consultar en refugios de animales dado que muchas veces usan las telas para proteger a perros o gatos rescatados.

De modo que ya sabés, si buscás remodelar tu casa, en el enlace https://www.elpimpollo.com.ar/cemento/ vas a encontrar toda la información que necesitás, pero caso quieras renovar tu placard te invitamos a que sigas estos consejos de reciclaje.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *